lunes, 21 de mayo de 2018

Virgen de la Victoria


Virgen de la Victoria
Santa María de la Victoria de cerca.JPG
Vista de la Patrona de Málaga.
Venerada enIglesia Católica
TemploBasílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria
Festividad8 de septiembre
Patrona dede las ciudades de Málaga y de su diócesis (España)
Fecha de la imagenSiglo XV
(Escultor alemán, Anónimo)
[editar datos en Wikidata]
'Santa María de la Victoria, es una de las advocaciones de la Virgen María, patrona de la ciudad de Málaga y de su diócesis (España).

Historia[editar]

La imagen de Santa María de la Victoria data del siglo XV y por su estilo se puede decir que fue hecha por un escultor alemán. Se encontraba en el oratorio que Fernando el Católico tenía en su campamento durante el asedio de la ciudad de Málaga.
Según la tradición, la imagen le fue entregada al rey aragonés por el emperador Maximiliano I.
En diversos tronos de la Semana Santa de Málaga se destaca una capilla para la Virgen de la Victoria. Es en el trono de la Virgen del Rocío donde aparece por primera vez reflejada una reproducción de la patrona de la ciudad malacitana.

La Virgen[editar]

por breve del Papa Pío IX fechado el 8 de diciembre de 1867 fue declarada oficialmente Patrona Principal de toda la diócesis de Málaga. Fue oficialmente coronada por el nuncio de Su Santidad, don Cayetano Cicognani, el 8 de febrerode 1943.
El 8 de septiembre se celebra la fiesta de Santa María de la Victoria, día festivo local en Málaga. En esta fecha, la Iglesia celebra la Natividad de Nuestra Señora, día en el que se concentran muchas advocaciones marianas.
Con motivo de su fiesta, el último domingo de agosto se traslada su imagen desde la Basílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria hasta la Santa Iglesia Catedral Basílica de Málaga donde se le rinde culto en una novena. A la novena asiste gente de todas las edades, niños cofrades que se acercan a ver a su patrona.
El mencionado día 8 de septiembre tiene lugar una procesión en la que se porta la imagen desde la catedral hasta el Santuario de la Victoriatemplo donde se halla habitualmente.

Otras[editar]

La advocación de la Virgen de la Victoria es también patrona de otras localidades, entre ellas:

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]












Virgen de Valme


Nuestra Señora de Valme Coronada
Resultado de imagen de Virgen de Valme
Venerada enIglesia católica
TemploIglesia Parroquial de Santa María Magdalena y Ermita de la Virgen de Valme
FestividadTercer Domingo de Octubre
Patrona deExcmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas y Protectora de Dos Hermanas
[editar datos en Wikidata]
La Virgen de Valme es una advocación mariana que se venera en la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena (Dos HermanasSevilla). La Romería de Valme es la romería que se realiza en su honor es una de las más importantes de Andalucia. La Romería de Valme está considerada una de las más concurridas y populares de Andalucía tras las romerías del Rocío y la de Nuestra Señora de la Cabeza, porque se calcula que cada año asisten a la romería unas 400.000 personas venidas de todos los lugares de Andalucía, cuenta con el apoyo directo de 1.800 hermanos que se encargan de los preparativos de la celebración anual.Pero la romería es solo el emotivo culmen de una semana y media de actos desde el traslado de la Virgen al altar mayor el viernes de la semana anterior a la de la romería , pasando por el pregón en honor a la Señora, el quinario, la función las ofrendas de flores y el solemne besamanos del sábado de vísperas.

Historia[editar]

Para hablar de la Virgen de Valme debemos remontarnos, según una antigua tradición, al año 1248, fecha en la que el rey Fernando III conquista Sevilla. Tal y como recogen algunos autores en sus obras - entre otros, Diego Ortiz de Zúñiga y Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber)- cuando el Santo Rey comprobó la dificultad de tomar la capital hispalense y el abatimiento de sus tropas invocó, en el Cerro de Cuartos, a una Imagen de la Virgen que llevaba consigo: "¡Váleme, Señora, que si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla, en la que a tus pies depositaré como ofrenda, el pendón que a los enemigos de España y de nuestra Santa Fe conquiste!". La leyenda añade que, entonces, ordenó al maestre Pelay Pérez Correa que clavara su espada en el suelo, brotando al momento un manantial - la "Fuente del Rey" - que sirvió para calmar la sed de los soldados.

Una vez conquistada Sevilla, el monarca cumplió su promesa y construyó una Ermita en el lugar mencionado; en esta colocó la Imagen a la que invocó -sedente y que presenta a Santa María con su Hijo sentado en el lado izquierdo, que bendice con la mano derecha y porta un pajarillo en la izquierda- y la llamó Valme en recuerdo de su súplica. A sus pies colocó el pendón arrebatado a los musulmanes. La Ermita se convirtió pronto en lugar de peregrinaje para campesinos y aldeanos de las zonas más cercanas; sin embargo no hay constancia hasta el siglo XVII de la existencia de una hermandad, establecida en la Capilla para rendir culto a María. En aquella época la fiesta de la Virgen se celebraba el segundo día de Pascua de Pentecostés y hasta allí se trasladaban habitantes de toda la comarca. Pero la devoción a María de Valme arraigó en el pueblo de Dos Hermanas, lugar al que pertenecía el Cortijo de Cuartos. Así, la Imagen se llevaba en procesión de rogativas hasta la Iglesia del pueblo para implorar auxilio divino si ocurría alguna catástrofe.
Sin lugar a dudas, el siglo XIX fue el más decisivo para la historia de la Virgen de Valme. En 1800 la Imagen fue trasladada a la parroquia debido a una epidemia de fiebre amarilla. Allí quedó expuesta a la veneración de los fieles de forma estable. Este hecho provocó el abandono de la antigua ermita.

Virgen del Valle


Virgen del Valle
Venerada enIglesia católica
Patrona deDiferentes lugares en España y Latinoamérica
[editar datos en Wikidata]
La Virgen del Valle es una advocación de la Virgen María, considerada patrona en muchos lugares de España y Latinoamérica.

En Argentina[editar]

Catamarca
Según las creencias de los fieles católicos, la aparición de la venerada imagen de la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora del Valle, tuvo lugar entre 1618 y 1620 en una gruta de ChoyaDepartamento Capital de la provincia de Catamarca, en el noroeste argentino. El pueblo de Choya al que se hace mención en los antiguos documentos estaba situado a 1 km del actual homónimo. Formaban la población de Choya españoles encomenderos y pueblos originarios en su gran mayoría cristianos. Vivían de la labranza y del pastoreo. Un originario de los encomendados al servicio de Don Manuel de Salazar, un día percibió voces. Eran indiecitas que caminaban recelosas, temiendo que alguien las sorprendiera. Llevaban lámparas y flores de la montaña. Como era de noche regresó a los ranchos de Choya. A la mañana siguiente regresó al paraje, y dio con las huellas y encontró un sendero que, se veía, era muy transitado. Caminó 5 km, remontando la quebrada cuando a unos 7 m de altura apareció un nicho de piedra bien disimulado. Al fin del nicho había rústicos asientos y restos de fogones, e incluso huellas de danzas. Trepó al nicho y al fondo encontró una imagen de la Virgen María. Era pequeñita, muy limpia, de rostro moreno y manos juntas. Después de varios meses y de estar seguro de su descubrimiento, le cuenta todo a su amo. Le dice que la veneraban, que estaba allí entre las piedras, que era morenita como los indios y que por eso la querían y que él también había aprendido a quererla.
Catedral de la diócesis de Añatuya, dedicada a Nuestra Señora del Valle.
La Catedral basílica de Nuestra Señora del Valle se encuentra en el centro de San Fernando del Valle de Catamarca, ciudad capital de la provincia de Catamarca. Las festividades de la Virgen del Valle se realizan el 8 de diciembre de cada año, en coincidencia con el día de la Inmaculada Concepción de María, y 15 días después de Pascuas. Ambas festividades convocan a miles de fieles marianos, cuyo fervor religioso los incita a realizar peregrinaciones hasta la ciudad de Catamarca desde otras ciudades y provincias del país, muchas veces a caballo o a pie.
Las procesiones en su honor son las más multitudinarias del Norte Argentino, razón por la cual, bajo la Presidencia de Perón, la Virgen fue declarada Patrona Nacional del Turismo.
En 1859 se empieza la edificación del templo, inaugurándose en 1869, aun sin estar totalmente terminada la obra. Se finaliza en 1875.
Santiago del Estero
Nuestra Señora del Valle es también la santa patrona titular de la diócesis de Añatuya en la provincia de Santiago del Estero, y su festividad se celebra el 15 de agosto.1

En España[editar]

La advocación de Nuestra Señora del Valle es común en España, existiendo imágenes y ermitas en lugares como: Jerez de la Frontera, Santaella (Provincia de Córdoba) Sevilla, Lucena (Córdoba), Toledo,Torrecilla de la Jara (provincia de Toledo) Saldaña (Palencia), Torrubia del Campo (Cuenca), Mota del Cuervo (Cuenca), Llamas de Cabrera (León), Utrilla y Muriel de la Fuente (Soria), Cenicero (La Rioja)Vera (Almería)Pravia en Asturias, etc.
Alcalá del Valle
Patrona de la localidad de Alcalá del Valle. Venerada en la iglesia de santa maria del valle y como su nombre dice dedicada a la Virgen del Valle en la cual se encuentra en el camarin principal. Se celebra una romería en su honor el 1 de mayo, cuando la Virgen es trasladada en carreta tirada por bueyes y acompañada por todo el pueblo al convento de Caños Santos. El dia anterior a la romeria la virgen procesiona hasta una plaza del pueblo(Cambiando de ubicacion cada año) donde se le realiza una ofrenda floral. Se celebra la festividad de la Virgen del Valle el 8 de septiembre en la que la patrona procesiona por las calles de la localidad habiéndosele dedicado una novena en los días previos, tambien en el tiempo de la novena se le recitan versos a la virgen y el dia 7 de septiembre se le vuelve a realizar una ofrenda floral. Tambien la virgen del valle procesiona el domingo de resurreccion en este caso es en una procesion organizada por la hermandad de la vera cruz tomando la patrona un gran papel en la representacion de la cita biblica de la carerita de san juan ya que la oatrona de alcala interactua con el apostol recreando el momento en el que san juan le anuncia a la virgen la resureccion de cristo.
Santaella (Córdoba)
Patrona de la localidad de Santaella. Venerada en el Santuario de Nuestra Señora del Valle que es ejemplo destacado de Barroco Andaluz, fundado en 1747, se levanta sobre una antigua ermita y presenta planta de una sola nave en la que se destaca la Capilla Mayor, presidida por un soberbio retablo barroco obra de Juan González Cañero, en el que se abre el Camarín que acoge a la imagen titular del templo y patrona de Santaella. Se trata de una talla, hoy vestida, realizada en los principios del siglo XIV. Se celebran unas fiestas en su honor alrededo del 8 de septiembre en las que el pueblo se engalana para las tan esperadas fiestas.
Cenicero (La Rioja)
La ermita de la Virgen del Valle, situada en el centro de la localidad, es un edificio barroco del siglo XVIII, compuesto por una sola nave de tres tramos, capillas entre los contrafuertes y tiene un crucero cubierto de bóveda octogonal. La portada se sitúa a los pies y sobre ella una espadaña con tres vanos para campanas. Su parte más antigua es el presbiterio, construido en el Siglo XVI, cuando el edificio era casi cúbico, con contrafuertes en las esquinas, hasta que dos siglos más tarde fue reformado y ampliado. En el interior destacan dos bellos retablos del siglo XVIII dedicados a san Antón y san Isidro, así como el retablo central, con la imagen tallada de la Virgen del Valle del siglo XIII, patrona de esta ciudad, a la que los ciudadanos de esta localidad profesan especial devoción.
Écija
La advocación de la Virgen del Valle es venerada en Écija (Sevilla), donde es patrona de la ciudad, debido a que la ciudad de Écija se encuentra situada en un valle. Se coronó canónicamente en una ceremonia por el arzobispo Carlos Amigo Vallejo, en 1999.
La imagen actualmente está en la parroquia Mayor de Santa Cruz aunque procede del extinguido monasterio de Santa María del Valle, de monjes Jerónimos, que la desamortización de Mendizábal lo cerró. Se celebra su festividad el 8 de septiembre. La veneración a la advocación de la Virgen del Valle en esta ciudad data desde muy antiguo, ya que llega a la ciudad, según la tradición, como regalo a san Fulgencio (obispo de Astigi) por parte del arzobispo de Sevilla San Leandro. Fue su hermana santa Florentina la que le da el título de santa María del Valle. Por tanto, podemos datar esta devoción en los umbrales del siglo VI. Es considerada patrona del ayuntamiento de la ciudad desde el siglo XVI, aunque desde sus orígenes contó con la devoción de toda la sociedad ecijana. Tiene el honor de ser patrona y alcaldesa perpetua de la ciudad de Écija.
A lo largo del año se le tributan múltiples cultos, destacando entre ellos, las visitas de todos los colegios de la ciudad en el mes de mayo, el solemne besamanos el último domingo de agosto, la solemne novena (matutina y vespertina), la misa principal del pueblo el 8 de septiembre, su procesión por las calles de la ciudad el mismo día y la octava hasta el 16 de septiembre. El 8 de septiembre, es el día grande de Écija. Desde las 7 de la mañana, todas las parroquias acuden rezando el rosario de la aurora desde distintos puntos de la ciudad para encontrarse en la parroquia de Santa Cruz a las plantas de la Virgen del Valle. Durante toda la mañana son miles, las personas que acuden a alguna de sus misas para felicitar a su patrona.
La veneración a la Virgen del Valle se hace patente en los diversos altares y monumentos existentes en la ciudad en su honor, destaca "El triunfo de la Virgen del Valle" del siglo XVIII, situado en la plaza de Santa María.
En la sociedad ecijana se puede observar la influencia de la Virgen del Valle, pues su nombre está presente en la onomástica de muchas ecijanas y en la rotulación de calles, lugares, establecimientos y empresas de la ciudad.
Llamas de Cabrera (León)
Saldaña
Valencia del Ventoso
En Valencia del Ventoso, un pequeño pueblo del sur de Badajoz (España) posee una ermita. Del 11 al 14 de septiembre se celebra la virgen del Valle, patrona de Valencia del Ventoso. Los primeros datos se fechan a mediados del siglo XVII. Los actos se inician con el traslado de la imagen desde la ermita hasta la parroquia el 15 de agosto.
El día 12 de septiembre es el más importante. Tras una misa solemne en su honor y se procesiona por las calles del pueblo. Al finalizar las fiestas patronales se traslada de nuevo la imagen a su emplazamiento habitual: la ermita de la virgen. Durante estos días se realiza una gran variedad de actuaciones: capeas, quema de fuegos artificiales, espectáculos musicales, etc.
Nuestra Señora del Valle Chapel. Valle del Este. Vera. Almería. Spain. Capilla Vallejo Arquitectos
Valle del Este, Vera (Almería)
La iglesia de Nuestra Señora del Valle es un pequeño templo ubicado en Valle del Este Resort. Situada sobre una pequeña loma, formalmente está compuesta por un único volumen prismático blanco y brillante que se eleva sobre un atrio de piedra y tapial. Fue consagrada en mayo de 2005 por el obispo de Almería, Adolfo González Montes y sufragada por la familia Ibáñez Solano, los arquitectos C.Capilla - J.V. Vallejo y demás participantes en el desarrollo del valle.
Propiedad de la iglesia católica, su carácter ecuménico permite celebrar cultos de todas las confesiones cristianas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Volver arriba Conferencia Episcopal Argentina (27 de mayo de 2008). «Diócesis de Añatuya». Consultado el 23 de junio de 2011.

Virgen de la Sierra (Cabra)


Nuestra Señora de la Sierra
Virgen de la Sierra (Patrona de Cabra - Córdoba) 2.jpg
Imagen de la Virgen de la Sierra en su Entrada Triunfal en Cabra
Venerada enIglesia católica
TemploSantuario de María Santísima de la Sierra
Festividad8 de septiembre
Patrona deCabra Córdoba
Fecha de la imagenSiglo XIII-XIV
(Anónimo)
EstiloVirgen: Gótico arcaico
Niño Jesús: Barroco
[editar datos en Wikidata]
La venerada imagen de Nuestra Señora de la Sierra es patrona de la ciudad de Cabra (Córdoba)España, desde el año 1908 y alcaldesa perpetua desde el 8 de septiembre de 1958. Su Coronación Pontificia fue en 2005 tras varios intentos no consensuados a inicios y mediados del siglo XX. Fue pues coronada canónicamente con carácter pontificio, por privilegio otorgado por S.S. el Papa Juan Pablo II, el 4 de junio de 2005, en una ceremonia a la que asistieron más de 15.000 personas, presidida por el entonces Obispo de Córdoba, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina. La celebración de la coronación, última del pontificado de san Juan Pablo II, realizada ya en los primeros días del papa Benedicto XVI, fue concelebrada por numerosos sacerdotes y tuvo como padrinos a la Infanta Margaritay su esposo el Duque de Soria, que lo hicieron en nombre de la Casa Real de España, así como las congregaciones religiosas de la ciudad de Cabra.
La imagen está tallada en madera policromada, de estilo gótico arcaico, que podría fecharse a finales del siglo XIII o principios del XIV, constituyendo de este modo una de las imágenes más antiguas de la diócesis cordobesa. Se muestra en postura hierática regida por la frontalidad, boca pequeña, nariz recta y fina, y ojos grandes de color azul verdoso. De talla completa y tamaño menor que el natural representa a la Madre de Dios de pie, cubierta con túnica roja y manto azul ceñidos a la cintura, siguiendo en la policromía la línea tradicional del estilo gótico. El Niño Jesúsque sostienen las manos de la Virgen no corresponde al estilo de ésta sino que es posterior, tratándose de una talla en madera policromada de estilo barroco fechado en el siglo XVIII.

Historia[editar]

La historia se remonta a los comienzos del cristianismo, el santo Isicio o Hesiquio, discípulo del apóstol Santiago, desempeñando funciones episcopales, entró en Egabro (actual Cabra) predicando las doctrinas del Evangelio, siendo recibido por sus moradores con gran entusiasmo, entonces les mostró y entregó una imagen de la Santísima Virgen, que labrada por el propio evangelista San Lucas le había dado San Pablo, recibiéndola los habitantes de Egabro con gran alegría. Esta imagen fue primeramente colocada en una casa, y luego, cuando fue destruido el templo a la diosa Fortuna y edificada en su lugar una iglesia, en ella fue colocada y venerada. El décimo obispo en ocupar la sede episcopal egabrense fue Arcesindo y a él se le atribuye la ocultación de la imagen de la Virgen en una cueva de la Sierra, en el año 714, cuando ante la invasión musulmana, en la batalla de Guadalete, cayó la monarquía visigoda con su último rey Don Rodrigo, en manos del Islam.
Siguiendo la tradición legendaria, poco antes del año 1240, la imagen de Nuestra Señora de la Sierra pudo ser encontrada por un cautivo cordobés que había escapado de su cautiverio al proponerle insistentemente su amo que renegara de su fe católica y abrazara el islam. El lugar del hallazgo fue una gruta que está situada en lo alto de la más escarpada cara del picacho de la Sierra de Cabra. La misma cueva donde fue ocultada en siglos anteriores. El 15 de agosto de 1240 las tropas de Fernando III el Santo recuperan la villa de Cabra para la corona castellano-leonesa, es entonces cuando el cautivo se apresura a bajar a la villa recién conquistada para contar al rey lo que le había sucedido. En vista de lo que le habían contado el Rey consultó al obispo de Córdoba, Lope de Fitero y decidieron encaminarse en comitiva al picacho a orar ante la Virgen. Una vez habían orado ante la sagrada imagen le ofrecieron la bandera de combate y la caja guerrera que habían arrebatado a los moros en la batalla.
Es una de las advocaciones con más veneración en la provincia de Córdoba y a la vez una de las más antiguas, si no la de más antigüedad que ha llegado a nuestros días plena de fervor popular, fervor que se manifiesta en su interminable número de romerías, celebradas en el santuario, y muy especialmente en su fiesta mayor, cada 8 de septiembre, día de la Sierra, celebrado en Cabra.
La leyenda y la tradición hablan de una imagen escondida en el siglo VIII cuando la ciudad era sede del episcopado visigodo de Egabro. El obispo Arcesindo, siguiendo la narración tradicional, ordenó esconder a la imagen por temor a que fuera destruida por los invarores mahometanos y lo hizo en aquella gruta en la que luego, más de cinco siglos después, se apareció milagrosamente al cautivo. Sea como fuere, tenemos dos datos de sumo interés en relación con la devoción a Santa María de la Sierra en la antigua Egabro en el siglo VII y luego en la villa de Cabra, al menos desde el siglo XIV.
En cuanto a la devoción a la Virgen como Santa María, se conserva en Cabra un ara con inscripciones que testimonian la dedicación de una Basílica a Santa María, por el Obispo Bacauda, en las (I)II kalendas iunias de la era DCLXXXVIII, que se correspondería con el 31 de mayo del año 650. Se trata de una de las manifestaciones epigráficas más antiguas de Andalucía en la que se nombra expresamente la dedicación a Santa María y se conserva en la iglesia de San Juan Bautista de Cabra.
Y en el siglo XIV, en concreto el 23 de septiembre del año de 1396, tuvo lugar la venta de la nava que llaman de Santa María de la Sierra que fue enajenada por doña Urraca Alfonso y su esposo don Alfonso Fernández de Mena, a favor del concejo, oficiales y hombres buenos de la Villa de Cabra, siendo escribano público Diego Martíones, por lo que estamos ante el primer testimonio documental en el que se nombra expresamente el entorno del Picacho de la Sierra de Cabra, como de Santa María de la Sierra. El documento se conserva en el archivo histórico municipal de Cabra.
De la Archicofradía tenemos noticias al menos desde los primeros años del siglo XVI cuando se reciben visitas pastorales que dejan constancia documental de la hermandad, Santuario y devoción. A lo largo de tantos años, la historia de la Virgen de la Sierra ha dejado importantes acontecimientos que se recogieron en diversos relatos de los que se conservan originales tanto en los archivos locales (municipal y de la parroquia de la Asunción y Ángeles), en el archivo provincial de protocolos notariales, en el archivo del obispado de Córdoba, en el de la propia Archicofradía y en un buen número de artículos y trabajos que han visto la luz en revistas, libros y otras publicaciones, fruto de la labor investigadora que ha permitido contar con un importante legado historiográfico.
Desde el 6 de septiembre de 2014 hasta el 10 de octubre de 2015 la Archicofradía y devotos celebran el Año Jubilar Mariano declarado por el Papa Francisco que se está celebrando con numerosas peregrinaciones de diversos puntos de Andalucía y de España para ganar la indulgencia plenaria. El 13 de junio del 2015 se realizó la "bajá" extraordinaria del Picacho para viajar a Córdoba y participar en la Magna Mariana Regina Mater, antes de llegar a Córdoba visitó algunos de los pueblos donde se le profesa una gran devoción desde hace siglos como ZuherosDoña MencíaNueva CarteyaLuquePriego de CórdobaEspejoMontemayorMontillaMonturque y Huertas Bajas. Cabe destacar que se trata de la primera vez que la imagen salió de la ciudad de Cabra ya que nunca antes había salido de la misma (incluso en su restauración fue el restaurador Miguel Arjona quien se trasladó a la ciudad durante la intervención de la imagen).
El recibimiento que se le ha ofrecido en cada una de estas poblaciones ha puesto de manifiesto la gran devoción hacia esta venerada y antiquísima imagen de la Virgen. También en Córdoba, el Puente Romano se vio repleto de personas de toda la provincia y de la capital, que han acompañado a la Virgen de la Sierra en la jornada histórica del domingo 21 de junio de 2015, y en los días siguientes en que ha permanecido en la parroquia cordobesa de la Trinidad, recibiendo una vez más el testimonio de la más sincera devoción que se le profesa en toda la diócesis y provincia de Córdoba.

Santuario[editar]

Santuario.
En el término municipal de Cabra, a unos 15 km de camino pedregoso o por la carretera CO–6212 que asciende en 7 km desde 700 a 1217 m de altitud por una serpenteante carretera, se encuentra el Picacho, una de las cimas más altas de la provincia de Córdoba y del Macizo de Cabra, en cuya cúspide se halla el Santuario de Nuestra Señora de la Sierra. Está ubicado en un lugar privilegiado del Geoparque Natural Sierras Subbéticas Cordobesas, siendo considerado balcón de Andalucía por las inmejorables vistas que se pueden tener desde su mirador. Se considera que en Los Miradoresvértice geodésico nacional, se encuentra el Centro Geográfico de Andalucía. Es un lugar desde el que se contempla un espectacular escenario paisajístico, geológico y geográfico. Hasta allí acuden numerosos devotos de la virgen procedentes de toda Andalucía y España. El edificio comenzó su construcción en el año 1260, constando de patio claustral, dependencias para los santeros y para la Archicofradía, sacristía, sala de exvotos, velario y tienda de recuerdos. Una vez que se ha atravesado el patio central, losado con piedras extraídas de las canteras de Cabra, en los mármoles rosados que se vienen explotando desde el tiempo de los romanos y que tanta difusión alcanzaron en el Barroco, se encuentra la iglesia de una sola nave. Dentro del templo, que como suele ser común en casi todas las iglesias cristianas, está orientado al este, destaca un retablo barroco construido con jaspes rojos (calizas nodulosas) de la Sierra de Cabra y negros de las de Luque y Carcabuey, por el que fuera maestro mayor de obras de la Catedral de Granada, Melchor de Aguirre. En el centro del retablo marmóreo, se encuentra el camarín en el que se venera la imagen de la patrona de Cabra, María Santísima de la Sierra.

Cultos[editar]

Un buen número de peregrinos arriban al Santuario de Nuestra Señora de la Sierra de Cabra a lo largo del año. Muchos lo hacen agrupados en romerías y cofradías, aunque no faltan los que vienen a título personal o en colectividades religiosas llegadas desde diversos lugares. Aunque no podemos establecer una fecha concreta para hablar del inicio de las romerías, la tradición cuenta que la primera fue la que realizó el séquito del rey Fernando III, al que acompañó el pueblo de Cabra, para subir hasta el Picacho y venerar a la Virgen aparecida en la cueva. Por los datos que se tienen, ya en el siglo XVII era costumbre subir a la Sierra a venerar a la Virgen en su Santuario, y dado que el mismo existe desde los inicios del siglo XIV, todo llevaría a afirmar que fue en esta época cuando comienzan las peregrinaciones y las celebraciones en honor a Nuestra Señora de la Sierra en la cumbre del Picacho. Era costumbre celebrar la fiesta el 8 de septiembre, -Natividad de la Virgen María y fiesta de Nuestra Señora de la Sierra- en la Sierra. Para ello subían hasta la montaña santa las gentes agrupadas en cofradías, muchas de ellas filiales y allí tenía lugar la romería principal, al estilo y forma de la de la Cabeza, iniciadas por los mismos años.
A finales del siglo XIX y a principios del XX, fechas en que la fiesta del 8 de septiembre se desplaza a Cabra, la romería principal pasa a celebrarse en torno a la fiesta del 15 de agosto. Y será a partir de esos años cuando se conforme el calendario anual de romerías que se ha ido desarrollando durante el siglo XX y que en la actualidad sigue teniendo una convocatoria similar. Entre todas las romerías del calendario cobran un gran relieve las organizadas por la Real Archicofradía de la Patrona: La Candelaria, Votos y Promesas, la Bajada de la Virgen a la ciudad y la subida al santuario. También son señaladas las de la Fe y Familia, Hortelanos, Nacional de Gitanos (en los últimos años menos concurrida), Comercio y Panadería o las de las hermandades filiales, entre otras. Desde la coronación pontificia de la imagen de Nuestra Señora de la Sierra en el año 2005, en los últimos días de mayo o primeros de junio, el Santuario acoge una peregrinación muy especial como es la de conmemorar este acontecimiento de tanto significado religioso y devocional para la Patrona de Cabra y sus devotos.

La "Bajá"[editar]

Las Fiestas en honor de María Stma. de la Sierra, se han celebrado desde antiguo en el Santuario, si bien desde los primeros años del siglo XX, se celebran cada año del 3 al 8 de septiembre, uniéndose la antigua Feria de Ganados de septiembre con la celebración religiosa de la Patrona de Cabra y conformando estas fiestas septembrinas. El maravilloso paraje que depara el conocido Paseo Alcántara Romero es el telón de comienzo para las fiestas, con el pregón que tiene lugar en el mismo. Al día siguiente miles de peregrinos egabrenses y gente de todos los puntos de España y devotos suben hasta el santuario de la Sierra para acompañar a la Virgen en su tradicional Bajada (o "Bajá") hasta la ciudad de Cabra.
Virgen de la Sierra (Patrona de Cabra - Córdoba).jpg
Es el día 4 de septiembre en torno a las 4 de la tarde, uno de los instantes más emotivos para todo egabrense, momento en el que sale por el cancel del santuario la Virgen, que sale aclamada por los devotos que esperan desde el exterior con aplausos, piropos y "vivas". Una vez llega a Cabra, sobre las 8 de la tarde, se le oficia una Santa Misa en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo (Barriada Virgen de la Sierra) y por la noche, cambiada de manto y con sus mejores galas es recibida en los antiguos arcos de la avenida José Solís por las autoridades, y acompañada por muchas carrozas, preparadas por los ciudadanos durante el mes de agosto. Los días posteriores se puede disfrutar del ambiente de feria en el Recinto Ferial de la Tejera, con diversidad de casetas y atracciones, además de una gran diversidad de actividades que se celebran en toda la ciudad de Cabra, como toros, recitales de poesía, conciertos, certamen flamenco, presentaciones, exposiciones...etc.
El día 8 de septiembre es el último día de las fiestas. Un día que comienza con los sones musicales de la "Diana" que interpreta la Banda de Música de Cabra y que recorre las calles en las primeras horas de la mañana. Luego tiene lugar la celebración religiosa del Día de la Sierra en la parroquia de la Asunción y Ángeles, ante la imagen de la Virgen de la Sierra en una solemne ritual que concentra ante ella representantes de toda la ciudad y numerosas personas devotas que quieren acompañar a la Divina Serrana en este día tan especial. En conmemoración con la festividad del nacimiento de la virgen María y siendo el Día de la Sierra, la venerada imagen de la Patrona de Cabra, sale a las calles de Cabra en solemne y popular procesión vespertina, acompañada por autoridades civiles y religiosas, hermandades filiales, romerías y por miles de devotos que van alumbrando en las interminables filas que componen la procesión.
A su entrada es recibida en la parroquia con una colección de fuegos artificiales que dan por terminadas las ferias y fiestas. La virgen de la Sierra se puede visitar durante todo el mes de septiembre en la parroquia de la Asunción y Ángeles, donde permanece hasta el primer domingo de octubre, cuando es subida al santuario a primeras horas de la mañana con una gran despedida en la barriada a la que le da nombre.

Otros cultos[editar]

La Virgen de la Sierra es además patrona de Villarroya de la SierraMoral de Calatrava (Ciudad Real) y Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real). En Moral de Calatrava la Virgen de la Sierra cuenta con iglesia, son centenares, los Moraleños que cada 5 de agosto se acercan a su ermita para la "bajada" a la Iglesia Parroquial en la Plaza de España, donde se celebra la novena y el 15 de agosto se congregan los moraleños para acompañar a su Patrona en Procesión, junto con San Roque que es el Copatrón, el pasado 2012, su pueblo celebró el VIII Centenario de su Aparición, tras la Batalla de Navas de Tolosa, tras una multitud de actos caben destacar su peregrinaje de ermita en ermita en mayo, y en el mes de agosto, en una solemne celebración de misa de campaña en la Plaza de España, oficiada por el Obispo de Ciudad Real, se le impuso la medalla de gratitud del pueblo de Moral, por los 800 años de protección, y en Villarrubia de los Ojos con el Santuario de la Virgen de la Sierra situado en la sierra de este municipio a doce kilómetros de distancia. La Virgen de la Sierra de Villarrubia de los Ojos es patrona de 19 villas.
El Santuario de Nuestra Señora de la Sierra, localizado en el término municipal de la villa de Villarroya de la Sierra en Zaragoza, se alza a 1.418,294 metros de altura sobre el nivel del mar, en la cúspide de una gran mole compuesta por pizarras y cuarcitas cámbricas cuya formación se remonta a la Era Primaria.
La influencia civil y religiosa originada por esta antiquísima Casa, Hospital y Hospedería a lo largo de un milenio de historia, ha dado lugar a la denominación genérica de la zona como Sierra de la Virgen, espacio natural que comprende territorios de ocho términos municipales ubicados en las estribaciones del Sistema Ibérico, oeste de la provincia y sur del Moncayo.

Hermandades Filiales[editar]

La Archicofradía matriz de Ntra. Sra. de la Sierra consta documentalmente desde mediados del siglo XVI y será en los primeros años del XVII, apenas medio siglo después, cuando tengamos constancia de las primeras hermandades o cofradías filiales. Según los datos aportados por el profesor Moreno Hurtado la primera hermandad filial de la Virgen de la Sierra es la de Lucena, erigida el 16 de septiembre de 1621 y que en 1622 solicita sitio en el santuario de Cabra para erigir casa.
Doña Mencía creó su filial de la Divina Serrana el 3 de octubre de 1621 y también solicitó sitio en el Picacho para "poner la cruz". Baena se crea como filial el 9 de octubre de 1621; Monturque, el 23 de octubre del mismo año concediéndosele sitio en la sierra para poner cruz y montar tienda de campaña.
Aguilar de la Frontera recibe el beneplácito de la Matriz para constituirse como filial en el último cabildo de octubre del año 1622. Algarinejo en el segundo cabildo de septiembre de 1623, solicitando también sitio en la sierra.
Cabe decir que este impulso en la constitución de cofradías filiales de Ntra. Sra. de la Sierra en esos años, podría responder a los hechos milagrosos que habían tenido lugar en 1621, destacando uno de los más famosos, el de Martín Pacho, que se recuperó de su invalidez por la mediación de la Virgen de la Sierra.
A lo largo de los años, la devoción continúa creciendo y son cada vez más las personas que acuden al Santuario de la Sierra para venerar y dar gracias a la patrona de Cabra por su intercesión ante tantas peticiones como los devotos de lugares muy dispares le vienen haciendo.
Para culminar esta historia devocional en torno a la Señora de la Sierra, el papa Clemente XI en 1716, concede indulgencia plenaria a cuantas personas visiten la cueva de la aparición cada año en el día 8 de septiembre, convirtiéndose así en uno de los lugares en los que se puede alcanzar Jubileo Perpetuo desde hace casi tres siglos. Y según dicen, es la única cueva que goza de tal privilegio religioso con carácter perpetuo. Durante el año jubilar mariano 2014-2015 concedido por el Papa Francisco a la Virgen de la Sierra, también se pudo obtener la indulgencia plenaria en las condiciones prescritas y de acuerdo con la información que se difundió desde la Real Archicofradía, aunque se trata de una indulgencia que se puedo alcanzar durante el periodo establecido y no de manera perpetua cada 8 de septiembre, como es el caso de la indulgencia de la visita a la Cueva del Santuario.
Ya en el siglo XX y tras la importante labor desarrollada por Manuel Mora y Aguilar y la difusión que se llevó a cabo desde La Opinión, [1] como periódico de la Virgen de la Sierra al frente de su hijo Manuel Mora Mazorriaga, se crearon cofradías filiales que se mantienen en la actualidad y son: Málaga (cuya imagen se encuentra en la Iglesia de Santiago Apóstol), SevillaMadridSanta Coloma de Gramenet (Barcelona) y Nueva Carteya (Córdoba). Habiendo existido filiales también en Córdoba y Zaragoza, que ya no tienen actividad y asociaciones o grupos devocionales en otros muchos lugares. La importancia de estas filiales se une a los distintos gremios, cofradías y entidades que organizan durante todo peregrinaciones al Santuario y mantienen viva la devoción a la Virgen de la Sierra. La antiquísima devoción a la imagen, y los tiempos de emigración andaluza, propiciaron este renacimiento en la creación de Hermandades Filiales en varios puntos de Andalucía y España. En los últimos meses grupos de devotos están trabajando en la refundación de las hermandades filiales de Córdoba capital y la de Doña Mencia.
Estas corporaciones, aparte de mantener viva la devoción a tan Venerada Imagen, organizan romerías al Santuario de la Virgen, y envían representación a la Solemne Procesión del día de la Sierra, manteniendo sus respectivos cultos internos y externos en dichos lugares.

Coplas en Honor a Nuestra Señora de la Sierra[editar]

Tampoco sobre las llamadas coplas, tenemos datos concretos, si bien su estilo se asemeja a los populares Gozos que tienen su origen en las cantigas de Alfonso X o en los compuestos por Gonzalo de Berceo. Los Gozos se caracterizan por la narración, concisa y continuada, de los episodios gaudiosos de la vida de la Virgen. En el caso de las Coplas a la Virgen de la Sierra, la narración se refiere a la historia de la imagen y sus hechos milagrosos. De manera concisa, cuenta hechos que tuvieron lugar a lo largo de la historia devocional en torno a Ntra. Sra. de la Sierra. Parece que en algunas de las composiciones musicales tuvieron que ver también, en cuanto a la literatura, el Beato Fray Diego José de Cádiz, que solía venir a predicar y se alojaba en el antiguo convento de Capuchinos de Cabra. Y también el sacerdote Pedro Pedrosa que en los primeros años del siglo XX impulsó la devoción a la Virgen y en 1904 escribió el libro Mes de mayo a la Virgen de la Sierra. Las coplas fueron adaptadas en su día por el Maestro Rodríguez quien mantuvo ese posible origen musical que, como la Salve Popular, podría responder a las formas del medioevo con notables dejes de ancianas modalidades eclesiásticas.

Letra de las Coplas de Nuestra Señora de la Sierra[editar]

Pues clamamos con fervor,
Reina del cielo y la tierra:
Madre amada de la Sierra,
no nos niegues tu favor.

Vuestra Imagen milagrosa
cuando Cabra fue perdida,
tantos siglos escondida
en una cueva asombrosa
se conservó aún más hermosa,
que es el milagro mayor:
Madre amada de la Sierra,
no nos niegues tu favor.

Quisiste que en esa altura
Tu templo se fabricase,
que con milagros se obrase
para que toda criatura
viera la luz más segura
en la Montaña Mayor:
Madre amada de la sierra
no nos niegues tu favor.

Esa hermosa majestad
que admiran todos en Vos
es gran milagro de Dios
con que ostentó su deidad
que eres Reina de piedad
Imagen del Creador:
Madre amada de la Sierra
no nos niegues tu favor.

Salve de la Virgen de la Sierra[editar]

Dios te Salve, Virgen Pura,
Reina del Cielo y la Tierra,
Madre de Misericordia,
De gracia y Pureza inmensa;
Vida y Dulzura en quien vive
Toda la Esperanza nuestra,
A ti, Reina, suspiramos
Gimiendo y llorando penas,
En aqueste triste valle
de lágrimas y miserias
Ea, pues Dulce Señora,
Madre y Abogada nuestra,
esos tus hermosos ojos

A nosotros siempre vuelvan
Y a Jesús, fruto bendito,
de tu vientre Hermosa Perla,
Que después de este destierro
en el Cielo nos lo muestras,
Oh, Clementísima Aurora,
Oh, Piadosísima Reina,
Oh, dulce Virgen María
de la SIERRA, Madre Nuestra,
pues eres Nuestra Patrona,
por nosotros a Dios Ruega,
para que seamos dignos
de alcanzar la Gloria Eterna.
Amén.

Enlaces externos[editar]