jueves, 24 de mayo de 2012

CUERNO.

(heb. qeren, "cuerno" [de macho cabrío, de carnero o de cualquier animal]; aram. qeren, "cuerno" [de carnero o de cabra]; heb. shôfâr [Cuerno de carnero]; gr. kéras [Lc. 1:69, DHHI). Como Palestina era un país ganadero, desde el comienzo de su historia los israelitas usaron los cuernos de sus animales de diversos modos. 1. Como instrumentos para transmitir señales (Jos. 6:4, S). El término hebreo es generalmente shôfâr, a menudo traducido como "trompeta";* pero en 4 pasajes (1 Cr. 15:28; 2 Cr. 15:14; Sal. 98:6; Os. 5:8) se lo traduce por "bocina" para distinguirlo de las trompetas de metal (jatsôtserâh). En Dn. 3:5, 7, 10, 15 se tradujo el término arameo como "bocina". 2. Como recipientes para el aceite que se usaba en el ungimiento (1 S. 16:1, 13; 1 R. 1:39). 3. Como salientes o proyecciones en los altares; a veces con la forma de cuernos (Ex. 30:10; 1 R. 1:50, 51; etc.; véase CBA 3:41, 42). 143. Dos cuernos judíos. Arriba: Cuerno judío del s XII DC.; abajo cuerno grabado perteneciente a la Gran Sinagoga de Londres. En sentido figurado, el Cuerno era el símbolo de la arrogancia y la insolencia -(Sal. 75:4, 5; la primera parte del v 5 dice literalmente: "No levantéis vuestro cuerno"; cf BJ)-, de fuerza o poder político (porque los cuernos de un animal eran símbolo de su fuerza; Sal. 132:17, literalmente "Cuerno de David"; Jer. 48:25, literalmente "Cuerno de Moab"). En el simbolismo profético, los cuernos representan reyes, reinos u otros poderes (Dn. 7:8, 20, 21, 24; Ap. 17:12, 16).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada